Yaciendo entre fantasmas, 

Mi visión, nublada,

Sin mas remedio para mi alma,

Rozarte y que el viento tenga celos de tu mirada.
Mas no sin soplar tan fuerte,

Hasta mi corazon lo siente,

Mis cimientos de derrumban,

Mis voces se acurrucan.
Que he de decir, perdido, 

Si el solo pensar en tu presencia,

Me recuerda tu ausencia, 

Y la importancia, de la que ya no hay apenas.
Mis ojos, por verte un dia mas,

Mi boca, por besarte un instante,

Mis sueños, sin ti son solo eso, sueños,

Mi vida,por ti.
No se como superarte,

Ni decirte que no puedo vivir sin ti, 

Porque si puedo, si puedo…

Sencillamente es que no quiero.

Siento que ha pasado mucho tiempo desde que me siento a reflexionar conmigo mismo.

Necesito escapar de esta jungla de prejuicios y superficialidad, pues cada vez siento mas fuerte la necesidad de disculparme por lo que soy, a sabiendas de que nadie debería hacerlo.

Puede que esto sea un principio o un final, muchas horas aguardan hasta la próxima vez que la luz haga su aparición magistral, iluminando mis caminos. Pero a metáforas no nos entendemos,  y en vísperas del tormento que se avecina, expiaré mis pecados.

Lamento haber creído que podría.

Soy el corazón roto de Jack, ignorad, pues quien solo busque paz con puñales se topara.