Sendas

Entre recuerdos intento sumergir mis pensamientos, buscando cualquier ápice de una pasión extinta.
Y entre caos nado al no encontrar mas que confusión en mis andares. Por andar y desandar las sendas del inframundo he olvidado los caminos del cielo, ya no se como tocar a sus puertas, ni como limpiar mis venas de tanta decepción.

Como un eterno viaje en los mares infinitos, donde el horizonte no es mas que niebla sin fin, y el mar sin vida refleja la luz de las estrellas, ahora ya consumidas. La paz reina en estos mundos, donde la ilusión y el calor no son mas que mitos, y el amor, leyendas de niños.

Vangloriar a quien pueda volver de los confines del abismo humano, pues su luz iluminará hasta el último rincón de este oscuro mundo, pero temedle, si las mayores luces proyectan las mas grandes sombras.

Alabad a la causa perdida, el afecto y la sabiduría, o pereced creyendo ser un Mesías en un mundo lleno de almas infinitas.
Si ya las pesquisas no sacian la curiosidad de la vida, el conocimiento se ha vuelto secundario, y las palabras, incomprensibles.

Solo espero volver a ver el cielo, o reinar en el mas profundo averno, antes de que el velo del tiempo sea muy frágil como para poder recordar.